Coopeguanacaste, R.L. coloca primeros centros de carga para vehículos eléctricos en Guanacaste

  • Los centros de recarga se ubicarán en: Santa Cruz, Nicoya, Sardinal y Huacas
  • Aprobación de Ley Incentivos y promoción para el transporte eléctrico posibilitará importación de vehículos eléctricos exonerados
  • Reducción de impacto en la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) por incorporación de vehículos eléctricos será de hasta 14,5 millones de toneladas de CO2 para el 2050

 

Desde este 10 de enero de 2018, la provincia de Guanacaste cuenta con su primer centro de recarga para vehículos eléctricos, pues Coopeguanacaste, R.L. instaló esta facilidad en Santa Cruz,  frente a las oficinas de la cooperativa, en un sitio estratégico de mucho tránsito,  sobre la carretera principal desde Nicoya.

 

electrico1

La cooperativa se une al esfuerzo nacional por fomentar el uso de este tipo de vehículos y, por ello, colocará en total cuatro centros de recarga. Los otros tres se ubicarán fuera de las sucursales de la cooperativa en: Huacas de Santa Cruz, Nicoya centro y Sardinal de Carrillo.

La habilitación de estos otros puntos de recarga se realizará en las próximas semanas, de modo tal que quienes vivan o visiten sitios en estos diversos sitios de Guanacaste y posean un vehículo eléctrico, podrán cargarlo de forma gratuita y segura, pues se contará con un espacio azul exclusivamente demarcado para este fin.

 

elestrico3

“Para Coopeguanacaste, R.L. el sumarse en este esfuerzo por crear las facilidades para el uso de este tipo de vehículos que utilizan fuentes renovables, muestra el compromiso de cambio hacia la implementación de formas más responsables y sostenibles de movilizarnos y a disminuir nuestra dependencia de los combustibles fósiles” explicó Miguel Gómez, gerente general de Coopeguanacaste, R.L.

Este es un proyecto impulsado por el Consorcio de Cooperativas de Electrificación Rural de Costa Rica, R.L. (Coneléctricas, R.L.), que está integrado por las cuatro cooperativas de electrificación rural del país, incluyendo a Coopeguanacaste, R.L.

 

electrico2

Con la aprobación en el mes de diciembre de 2017, de la Ley Incentivos y promoción para el transporte eléctrico (No. 19 744) se establece un marco legal que, entre otras cosas, posibilitará la importación de vehículos eléctricos con exoneraciones de impuestos que beneficiarán a los usuarios y a quienes apuesten por este tipo de movilidad.

La inauguración de este primer centro de recarga en Guanacaste coincide con el 53 aniversario del nacimiento de Coopeguanacaste, R.L.

“Quisimos celebrar esta fecha tan significativa para nuestra cooperativa -que ha impulsado el desarrollo eléctrico de la Península de Nicoya, con la excelente noticia de que Guanacaste ya cuenta con este primer centro de recarga que permitirá beneficiar a muchos propietarios de vehículos eléctricos quienes transiten por esta bella provincia” dijo Gómez.

Reducción de impacto de gases de Efecto Invernadero con vehículos eléctricos

Costa Rica es reconocida a nivel internacional por sus esfuerzos en la generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables; sin embargo, en materia de transporte el país tiene una gran deuda dado su alto consumo de hidrocarburos.

 La generación eléctrica del país en los últimos tres años ha sido con fuentes limpias entre un 98,2% y un 99%, pero el consumo de combustibles fósiles se incrementó en un 7% del 2014 al 2015 a causa del crecimiento en la cantidad de vehículos en el país, de acuerdo al Vigésimo segundo informe sobre el Estado de la Nación.   El crecimiento del parque automotor es del 6,5%, llegando a la cifra de 1.489.699 unidades, con un peso mayoritario de los vehículos particulares y de carga liviana.

El Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) a través del Plan Nacional de Transporte Eléctrico 2018-2030 estima que el sector transporte es responsable del 83% del consumo de hidrocarburos y que genera el 54% de las emisiones de CO2 del país. De ese porcentaje, un 41% proviene de automóviles particulares.

La reducción del impacto en la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) con la incorporación de vehículos eléctricos podría llegar a alcanzar las 14,5 millones de toneladas de CO2 para el 2050, según pronósticos del MINAE,  de ahí la importancia de apoyar los planes de movilidad eléctrica, construyendo infraestructura, generando facilidades para la adquisición de los vehículos, formando técnicamente a especialistas en estos automóviles y desarrollando las metodologías tarifarias eléctricas y de transporte público.